• 657 274 741
  • hola@genext.es

Nuestro método

Aunque la mejor manera de conocer y, por qué no, experimentar nuestro método es haciéndonos una visita y participar en algunos de nuestros talleres o clases, aquí os presentamos nuestra manera de trabajar. De hecho como nos habéis caído bien os vamos a contar nuestro secreto, aunque nuestro método está basado en técnicas psicopedagógicas punteras y muchas horas de dedicación y experimentación, lo podemos en resumir ganas de mejorar el mundo por medio de la educación.

 

Sin embargo, como nos gusta el pensamiento algorítmico y las cosas claras os vamos a contar los puntos básicos de nuestra forma de trabajar, como os hemos dicho no nos importa compartir nuestros secretos.

1º- Genext a través de la filosofía STEAM (Science/ciencia, Technology/tecnología, Engeneering/ingeniería, Arts/arte, Maths/matemáticas) potenciamos el pensamiento algorítmico y creativo, y por ende la inteligencia, además todo eso de forma ludica (que sí, que sí, que las mates son divertidas). Algunos pensaréis que esto no tiene que ver con la informática o con conseguir pequeños ingenieros, pues para quien piense así… Aquí tenéis un minipunto, efectivamente no buscamos crear mini ingenieras o catedráticos, queremos gente feliz y crítica, que además cree tecnología (esto nos lleva a nuestro segundo punto).

2º- De consumers a prosumers. No buscamos que nuestros estudiantes sean genios de la programación en Arduino o Scratch, que sepan cómo usar esa APP tan difícil o mover ese robot tan chulo con total precisión, pues esto sólo sirve para usar estas herramientas y nada más, sólo seríamos consumidores de tecnología (muy buenos consumidores eso es cierto). Nosotros lo que buscamos es ir un paso más allá, conseguir que de manera crítica sepamos lo que estamos haciendo y así ser creadores y productores, eso nos permite crear nuestros propios juegos y APPs para que cuando cambien los modelos de robots, software, etc. Un ejemplo, mis alumnas no usan Power Point, se diseñan y programan sus presentaciones en Scratch, así mientras investigan sobre un tema, trabajan en equipo, y aprenden a hablar en público, han usado sus conocimientos de programación para crear un programa de ad hoc que les permite solucionar el problema con el que se han encontrado (que el maloso de su profe les ha mandado explicarse usando sus conocimientos).

3º- Y así llegamos al tercer punto de nuestro método, todo lo que hagamos tiene que tener un uso a corto o medio plazo. La mayoría de nuestro alumnado no comprende para qué sirve saber programar, sino les ponemos un reto que afrontar programando. No le puedo decir a un alumno de magisterio que tiene que saber programar porque es bueno para su futuro, le tengo que pedir que cree un juego que enseñe a sumar a sus alumnos, ni tampoco puedo pedirle a una niña de cinco años que programe porque sí, pero si le puede enseñar a cuide a su patito electrónico.

-Que sí, que sí, pero concretamente, ¿cómo haceís eso?

-Buena pregunta aquí te dejo una pequeña secuenciación que es la que usamos en cada sesión de trabajo.

Primera fase: aprendemos los algoritmos que trabajeremos, cómo vamos a trabajar, y todo ello con pequeños momentos previos de activación de conocimientos.

Segunda fase: fase de acción, diseñan lo que van a hacer, llegan a acuerdos entre los miebros del grupo y se ponen  a trabajar.

Tercera fase: fase de creación, en la que ponen en marcha lo planeado.

Cuarta fase: enseñamos y jugamos con nuestras creaciones.

Quinta fase: metacognición, reflexionamos sobre lo aprendido y sobre lo que debemos aprender para lograr hacer realidad nuestros proyectos.